›  Página principal    ›  Contacte con nosotros    ›  Sitemap    ›  Allianz.com
Allianz Worldwide Care

¿LIGERO RESFRIADO O GRIPE SERIA? - Le ayudamos a pasar el invierno con una salud de hierro


Como sus síntomas se suelen subestimar, la verdadera gripe viene a menudo confundida con el resfriado. Esto puede tener consecuencias fatales: una gripe mal curada puede provocar pulmonía, miocarditis y deficiencia circulatoria. Si aparece bruscamente una fuerte sensación de malestar, fiebre alta (más de 39 grados), tos seca, dolores de cabeza, musculares o articulares, estaremos ante una verdadera gripe, por lo que no debería esperar más y acudir inmediatamente al médico.

El virus de la gripe es imprevisible y sólo la vacuna ofrece protección contra la enfermedad. Cada año se crea una nueva vacuna, teniendo en cuenta el tipo de virus predominante.
Tratamiento: reposo en cama durante al menos 3 días después de la contracción de la fiebre; antipiréticos. Los medicamentos "Relenza®" o "Tamiflu®" se recetan bajo prescripción médica contra los virus de la gripe, pero se deben tomar en las primeras 48 horas tras la aparición de los síntomas.

Por otra parte, también sucede que los afectados suelan sobreestimar un resfriado común de origen viral. Por lo que merece al resfriado, el reposo en cama sólo es necesario en determinados casos (personas mayores, enfermedades concurrentes, inmunodeficiencia). Los síntomas característicos son: rinitis, tos con o sin esputo, debilidad con fiebre leve (menos de 39 grados). De todas formas, si se da el caso de una "superinfección" con bacterias, se debe tratar con antibióticos recetados por el médico.

Importante: los antibióticos sólo son efectivos en caso de infecciones bacterianas, mientras que más del 80% de todos los resfriados están causados por virus. El médico responsable prescribirá antibióticos sólo en casos aislados de "superinfección" con bacterias (neumonía, sinusitis o amigdalitis).


¿Cuál es la mejor manera de cuidarse?

Estornudos: los virus del resfriado atacan las mucosas nasales.
Tratamiento recomendado: beber mucha agua, tomar 1.000 mg de vitamina C al día, enjuagar la nariz con agua salada. También es muy eficaz darse un baño de vapor durante diez minutos:calentar el agua a una temperatura de 40 grados. A continuación, volver enseguida a la cama, taparse, "sudar" durante 30 minutos y, además, beber té caliente. Con este procedimiento se está imitando el efecto antiviral de la fiebre.

Dolores de garganta: los virus han alcanzado la mucosa de la garganta.
Tratamiento recomendado: ponerse una bufanda de día y de noche. El calor adicional que la bufanda proporciona activa el riego sanguíneo y, al mismo tiempo, las defensas del cuerpo. También se puede tomar paracetamol para calmar la inflamación y aliviar los dolores.

Debilidad: los virus se han extendido por todo el cuerpo.
Tratamiento recomendado: beber de 2 a 3 litros de líquido, descansar mucho y ventilar bien las habitaciones.

Congestión nasal: en este caso son de gran ayuda las gotas nasales antiinflamatorias que se venden sin prescripción médica (aplicar de 3 a 4 veces al día), y los enjuague de la nariz con agua salada.

Tos seca: beber gran cantidad de agua durante el día y hacer inhalaciones con tila o con extracto de yedra para mantener húmedas las mucosas. Para poder disfrutar de un sueño placentero, el médico puede recetar medicamentos para calmar la tos seca. Elevar el cabecero de la cama reduce también las irritaciones de la garganta durante la noche.

En caso de tos con esputo, se recomienda tomar medicamentos expectorantes y, sobre todo, beber mucha agua, así como tomar antibióticos recetados por el médico si el esputo es amarillo o verdoso.

Fiebre y dolores: la mayoría de los medicamentos sedantes, como el paracetamol o la aspirina, también ayudan a bajar la fiebre. Método "natural" para bajar la fiebre (muy efectivo): envolver cada pierna con una toalla húmeda y templada y, a continuación, envolver ambas piernas con una toalla de lana (o calcetines gruesos). Repetir el proceso después de 15 minutos.

PREVENCIÓN

VITAMINAS – DEPORTE – HIGIENE DE LAS MANOS – VACUNA CONTRA LA GRIPE
  • Vitaminas: Está comprobado que el aporte adicional de vitaminas durante los meses de frío reduce los resfriados un 30%. Se recomienda el consumo abundante de frutas y verduras y, de vez en cuando, preparados de vitamina C.

  • Deporte: el ejercicio al aire libre activa el aparato circulatorio y fortalece el sistema inmunológico.

  • Higiene de las manos: La mayoría de los virus del resfriado entra por las mucosas nasales y los ojos. Lavarse reiteradamente las manos y evitar tocar los ojos o la nariz reduce el riesgo de contagio un 80%.

  • Vacuna contra la gripe: protege de la gripe común. Atención: debe volver a administrarse cada año.