La importancia de beber suficiente agua y permanecer hidratado

Beber suficiente agua cada día es esencial para mantener nuestra salud, aun así muchos de nosotros no tomamos suficiente agua. Como resultado nos perdemos los numerosos beneficios para la salud de una hidratación adecuada.

By Allianz Partners | 02 02, 2018

Allianz Care - agua

A pesar de que nuestro cuerpo necesita agua para sobrevivir, casi una de cada diez personas en el mundo no tiene acceso a una fuente de agua salubre. Para los que tenemos la suerte de disponer de agua dulce ilimitada, el consumo diario de este recurso inestimable mantiene muchas de las funciones del cuerpo y tiene un impacto positivo en nuestro aspecto y en cómo nos sentimos.

Los beneficios del agua

Muchos de nosotros optamos por bebidas azucaradas, café e infusiones para mantenernos hidratados. Sin embargo, el agua, sea embotellada o del grifo, es la mejor fuente de fluidos para el cuerpo, por las siguientes razones.

Mantener los fluidos corporales

Aproximadamente un 60% del cuerpo está compuesto de agua. Para funcionar adecuadamente, todas las células y órganos del cuerpo la necesitan. Beber suficiente agua mantiene el equilibrio de los fluidos corporales, lo que ayuda a transportar nutrientes, regular la temperatura del cuerpo, lubricar las articulaciones, crear saliva y digerir la comida.

El agua también ayuda a disolver los minerales y nutrientes para que sean más accesibles para el cuerpo, así como a transportar los desechos fuera del cuerpo. Son estas dos funciones las que hacen que el agua sea vital para los riñones.

Optimizar la función renal

El agua es esencial para que los riñones funcionen ya que necesitan suficientes fluidos para purificar los residuos y transportar la orina a la vejiga.

Un consumo alto de fluidos aumenta el volumen de orina que pasa a través de los riñones, lo que diluye la concentración de minerales, de manera que es más improbable que cristalicen y se formen piedras.

Si los riñones no funcionan correctamente, los desechos y el exceso de fluidos pueden acumularse en el cuerpo.

Prevenir infecciones del tracto urinario

Las infecciones del tracto urinario (ITU) son uno de los tipos de infección más comunes.

Beber mucha agua es una de las formas más simples de reducir el riesgo de desarrollar una ITU y es también recomendable para ayudar a los que ya han contraído una ITU.

El agua diluye la orina y asegura que se orine con más frecuencia, eliminando las bacterias a través del tracto urinario antes de que la infección pueda empezar.

Control del peso

Beber más agua puede ayudarle a perder peso. Como parte de una dieta saludable, consumir la cantidad diaria de agua recomendada le ayudará a sentirse saciado y por lo tanto a consumir menos calorías.

Maximizar el rendimiento físico

Durante el ejercicio, una hidratación adecuada ayuda con los niveles de concentración y maximiza el rendimiento físico, permitiéndole rendir mejor.

Cuando hacemos ejercicio, perdemos más agua al sudar. Solamente una pérdida del 2% del agua del cuerpo puede tener un efecto palpable, reduciendo la motivación, aumentando la fatiga y haciendo el ejercicio más difícil, tanto física como mentalmente.

Maximizar el rendimiento mental

Los efectos negativos de la deshidratación en el rendimiento cognitivo se han demostrado en diversos estudios.

El cerebro está influido por el estado de hidratación, una deshidratación moderada (entre 1% y 3% del peso del cuerpo) puede perjudicar a varios aspectos de la función cerebral, incluyendo el periodo de atención, los niveles de concentración y la memoria.

¿Cuánta agua debe consumir al día?

No hay un consenso universal sobre la cantidad de agua que debe consumirse al día, ya que las necesidades particulares varían, pero existe cierto acuerdo sobre cuánto es una cantidad saludable.

Según el Institute of Medicine (IOM), un consumo de agua adecuado para los hombres es aproximadamente 3 litros al día, para las mujeres es 2,2 litros al día.

El consumo ideal variará de una persona a otra dependiendo de factores como los siguientes:

  • Nivel de actividad
  • Clima
  • Edad
  • Dieta
  • Enfermedades

Aunque la mayor parte del consumo de agua procede de las bebidas, el agua también se consume a través de alimentos que comemos, particularmente las frutas y verduras.

En general, debería beber suficientes fluidos para no sentir apenas sed y que la orina sea transparente o amarillo claro. Si su orina es amarillo oscuro ámbar, podría estar deshidratado.

Si está preocupado porque no bebe suficiente agua, consulte con un médico o un nutricionista, quienes le ayudarán a determinar la cantidad de agua adecuada para usted.